¿Me pueden despedir por insultar a mi jefe o a mis compañeros?

Las ofensas -verbales o físicas- de carácter grave (entendidas como acción que humilla y atenta contra el amor propio o dignidad del ofendido) infringidas al empresario , a los trabajadores  de la empresa o a los familiares que convivan con ellos son causa de despido.

Ahora bien: ¿basta cualquier insulto para poder ser despedidos?¿Da igual en que situación se ha proferido esa palabra potencialmente denigratoria?

Sigue leyendo