ACCION LEGAL

ACCIÓN LEGAL
SUS ABOGADOS LABORALISTAS EN MADRID

Miguel Angel, 26 - 2º B 28010 - Madrid

T. 914 466 751 - 914 463 801


INDICE DEL LIBRO

Páginas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 91, 92, 93, 94, 95, 96, 97.

Discurso, leido por el Presidente, Excmo. Sr. D. José Canalejas y Méndez,
en la Sesión Inaugural del Curso de 1894 a 95, celebrada el 10 de Diciembre de 1894,
de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación
ASPECTO JURIDICO DEL PROBLEMA SOCIAL. de José Canalejas y Méndez.


Anterior


Se pague lo indebido; después de admitir cuentas de funcionarios y contratistas, las revisa a 105 diez o los quince años y sorprende con inesperadas reclamaciones a los herederos del cuentadante. En cambio el acreedor del Estado cobra cuando el favor o la gracia lo permiten: depósitos sagrados no se le restituyen; no alcanza resarcimientos contra las persecuciones y la prisión injusta; por fútiles motivos o sensibles perezas prolónganse meses y años expedientes que afectan a su fortuna, procedimientos judiciales que afectan a su libertad y a su honor.
Trabajemos en buen hora por la educación jurídica de la sociedad española y afanémonos en que principios de equidad regulen el concierto en la vida de las diversas clases sociales; pero pidamos con mayor apremio y energía al Estado que dé el ejemplo, acrecentando su autoridad para exigir las responsabilidades de los ciudadanos con el reconocimiento equitativo y rápido de sus propias responsabilidades; ya que el poder público se ejerce por hombree, y está, por tanto, sujeto a flaquezas y yerros. Y si los grandes tratadistas de derecho constitucional inglés dicen que la ley es superior a todos los poderes del Estado, reconozcamos que la justicia y la equidad deben ejercer su incontrovertible imperio sobre los poderes y las leyes.
Entre las deficiencias y excesos de la ley solicita con más viveza mi crítica cuanto afecta á la prisión preventiva y á la libertad del procesado mediante fianza metálica. Preténdese disculpar faltas de equidad alegando que la fuga ofrece al insolvente facilidades mayores; pero aun sin atender á que el rico puede con facilidad expatriarse, siempre resu tará jurídicamente monstruoso que si un rico y un pobre de buenos antecedentes, son coautores de un delito, pueden el uno obtener su libertad provisional y expíe el otro, por falta de recursos, una pena anticipada, obligado á esperar en prisiones el fallo. Justo parecería exigir en tal caso al pudiente, si deseaba obtener su libertad, la constitución de una fianza doble que concediera á su coreo los beneficios establecidos por la ley. Negar al reincidente y al criminal de cuya perversión no se duda la libertad provisional, parece de justicia; pero la fianza, tal como en la práctica se exige, ni garantiza efectos ulteriores, ni deja de constituir un justo incentivo a la envidia popular.
Ya entre las observaciones expresadas por mí en el discurso de apertura de los Tribunales en 1889, indicaba como medio de templar en la práctica los rigores excesivos de la pena el discreto y mesurado empleo de la libertad


Siguiente

 

 

Solicite reunión sin compromiso

 

 


 

Estamos en:

Seguir a Acclegal en Twitter Accion Legal, S.L. en LinkedIn facebook image

Acción Legalen Google+ Accion Legal, S.L. en LinkedIn

Aviso Legal

 

© 2010 accionlegal.net