ACCION LEGAL

ACCIÓN LEGAL
SUS ABOGADOS LABORALISTAS EN MADRID

Miguel Angel, 26 - 2º B 28010 - Madrid

T. 914 466 751 - 914 463 801


INDICE DEL LIBRO

Páginas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 91, 92, 93, 94, 95, 96, 97.

Discurso, leido por el Presidente, Excmo. Sr. D. José Canalejas y Méndez,
en la Sesión Inaugural del Curso de 1894 a 95, celebrada el 10 de Diciembre de 1894,
de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación
ASPECTO JURIDICO DEL PROBLEMA SOCIAL. de José Canalejas y Méndez.


Anterior


concedidas por estas colectividades oficiales, e inspirándose el Diputado a que aludo en un interés plausible hacia la clase obrera, proponía en su voto la adición de generosas reformas que hubieran prestado positivo alivio a la miserable condición de nuestros proletarios y alejado en parte de su porvenir la más amarga de las preocupaciones.
Si la riqueza y el capital mirando hacia el porvenir intentan precaverse contra sus amenazas mediante el seguro, que en las clases acomodadas se completa por la continuidad del haber hereditario, natural es que, buscando remedios a las tristezas del obrero, los Estados pretendan asimismo encontrarlos también, en una forma de contratación que hoy domina en el orden general económico.
Poco puede esperar el obrero ni de la herencia ni del ahorro, y no alcanza por lo común la mutualidad a proporcionarle sino la asistencia médica y la modesta tumba que ha de guardar un día su cadáver. A lo sumo, hará menos tristes los días del forzoso paro, mediante el fondo de resistencia; pero ni a la ancianidad, ni a las enfermedades prolongadas ni a la falta de trabajo, ni a la mutilación siquiera, queda abierto otro camino que el de la caridad del patrono o del Estado, la colocación forzosa y casi siempre improductiva en obras innecesarias, y el asilo de mendicidad y el cementerio, donde, en vida o en muerte, rueda al abismo de una fosa común, en que se borrarán de presente y para el porvenir su personalidad y su recuerdo.
El Estado, mediante el presupuesto de clases pasivas, extendido a organizaciones provinciales y municipales, asegura a los funcionarios de cierta categoría el disfrute vitalicio de un haber modesto. La Casa Real, ciertas administraciones nobiliarias, las grandes empresas de ferrocarriles, y el mismo Banco de España, tutelan por medios análogos el porvenir de sus empleados; pero el obrero de la ciudad, el del campo y el doméstico no tienen ante sus ojos otra expectativa que la de un total desamparo
Hasta al pequeño industrial y al pequeño comerciante quedan la tienda o el taller, que por la solicitud de los deudos puede continuar explotándose aun después de abandonarle su energía recurso supremo negado también al obrero.
Fuera de su alcance, por lo elevado de sus cuotas, las Compañías de seguros privados, siendo no pocas veces las mutuas verdadera mutualidad


Siguiente

 

 

Solicite reunión sin compromiso

 

 


 

Estamos en:

Seguir a Acclegal en Twitter Accion Legal, S.L. en LinkedIn facebook image

Acción Legalen Google+ Accion Legal, S.L. en LinkedIn

Aviso Legal

 

© 2010 accionlegal.net