Me han despedido por bajo rendimiento, ¿se puede hacer algo?

Uno de los argumentos más habituales en las cartas de despido (especialmente en los despidos «arreglados» es el despido por disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado.

Vaya por delante que éste es uno de los despidos de más difícil prueba por parte de la empresa, tal y como veremos a continuación:

Lo primero que hay que decir es que el rendimiento no alcanzado por el trabajador, ha de ser el normal (no el que la empresa considere como adecuado) entendiéndose por normal, el alcanzable por cualquier trabajador que no tenga ninguna discapacidad en un rendimiento ordinario.

Las condiciones que han de darse para que este despido sea procedente son:

Debe ser una disminución grave y relevante. Para poder demostrar la gravedad y la relevancia hay que poder comparar el rendimiento de ese trabajador con el de otros trabajadores con una puesto de trabajo semejante en la empresa. Este es el primer escollo para la empresa, no siempre, por no decir casi nunca, es fácil poder establecer un término de comparación razonable dado que en muchos casos los trabajadores no hacen un trabajo similar, o el mismo no es comparable. También cabría la comparación con el rendimiento del trabajador en otros momentos, pero aquí sería muy discutible la comparación.

La disminución tiene que ser continuada, con lo que no son valorables episodios ocasionales o puntuales. Ahora bien, puede bastar con que la disminución se haya producido durante varias semanas para que se pueda contemplar el supuesto de bajo rendimiento.

La disminución ha de ser voluntaria, es decir, intencionada. Ahora bien, es el propio trabajador el que ha de probar que la disminución se ha producido por causas ajenas a su voluntad. Eso sí una vez que la empresa haya podido probar que existe esa disminución grave y continuada del rendimiento laboral.

En la práctica, para que pueda progresar esta causa de despido, ha de ser una situación clara patente y evidente, que no admita lugar a ninguna duda.

Para cualquier aclaración o para más información, puedes contactar con nosotros.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *