¿Es nulo el despido de una trabajadora embarazada en periodo de prueba?

Ya sabemos que el despido de una trabajadora embarazada puede ser declarado nulo independientemente de que la empresa tenga o no conocimiento de su estado de gestación en el momento del despido, pero… ¿que ocurre si ese mismo despido se realiza durante el periodo de prueba?

Evidentemente, entre un despido disciplinario u objetivo y un despido dentro del periodo de prueba existen diferencias absolutamente sustanciales. Así, en un despido disciplinario la empresa tiene que explicar cumplidamente los hechos en los cuales basa su decisión extintiva y además, debe citar también la normativa en la cual la ampara. En un despido por causas objetivas, por su parte, se deben de detallar las dificultades por las cuales atraviesa la empresa para amortizar el puesto de trabajo del empleado y la naturaleza de las mismas (económicas, productivas, técnicas u organizativas).

Sin embargo, cuando se produce un despido en periodo de prueba, la empresa sólamente tiene que alegar que el trabajador no ha superado el periodo de prueba o que el rendimiento simplemente no ha sido el esperado, sin que, inicialmente, tenga necesidad de probar este extremo.

Ahora bien, si el contrato que se extingue en ese periodo de prueba es, por ejemplo, el de una trabajadora embarazada, esta circunstancia puede cambiar. Lo primero que habrá que demostrar (en este caso sí) es si la empresa tenía conocimiento del estado de gestación con anterioridad al despido y de ser así, si que tendrá que demostrar los concretos motivos por los cuales la empresa ha tomado la decisión de despedir a los efectos de poder demostrar que en ningún caso ha existido un fin discriminatorio.

Puede contactar con nosotros para aclarar cualquier duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *